miércoles, 26 de agosto de 2009

HESICASMO I



Hesicasmo deriva de la palabra griega hesykia que significa quietud, silencio y paz interior.Se trata de una práctica contemplativa que recorre las tres etapas de comunicación con Dios: Oración, Meditación y Contemplación.No se trata de un invento moderno, ni de algo que se le haya ocurrido a alguien de la noche a la mañana. Se basa en el análisis de la vida de Jesús. Hay un episodio especialmente significativo para llegar al concepto del hesicasmo. Se trata de la asistencia de Jesús a la sinagoga de Nazaret. Jesús toma la palabra, expone su pensamiento y es mal recibido, mal entendido. El final del relato nos dice así: «Todos en la sinagoga se llenaron de cólera oyendo esto. Se levantaron, le echaron fuera de la ciudad y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada su ciudad para despeñarle. Pero él, pasando por en medio de ellos, se retiró» (Luc 4, 28-30). La última frase de este texto es la base del hesicasmo. El hesicasta, aquel que va a buscar vivir en la Paz del corazón, en la quietud, encuentra su modelo en la actitud de Cristo que, agredido, contestado, violentado, ha podido pasar a través de ese gentío, sin decir nada, sin mostrar ninguna agresividad porque tenía, evidentemente a la perfección, un corazón colmado de paz. Solo su corazón silencioso, bañado de hesiquia, era la respuesta a la agresividad del entorno.