sábado, 2 de enero de 2010

ESTAR ATENTOS


Solamente permanece un solo deber que cumplir: tener siempre los ojos fijos sobre el Señor que se ha dado, y mantenerse siempre a la escucha, para adivinar y captar su voluntad, ejecutándola al instante.

De Hesiquia

3 comentarios:

Vani dijo...

Gracias por esta entrada... Gracias Dios mío por manifestarte siempre cuando lo necesito...

Hieromonje Macario dijo...

Vani, Él siempre está atento a nuestras necesidades, sólo debemos aprender a "escuchar".
¡Qué Él te bendiga!
macarie

ver con los ojos del corazon dijo...

Oh, si Macario...esa Escucha de la que MARIA es Maestra...y también SAN JOSÉ...

Escuchémosle en el silencio...y en el sonido.

Un Abrazo!

Carmen.