lunes, 15 de febrero de 2010

Tiempo de perdonar y ser perdonado




ORACIÓN DE SAN EFRÉN


Señor y dueño de mi vida, el espíritu de ocio, de indiscreción, de ambición y de locuacidad, no me lo des. Más el espíritu de castidad, de humildad, de paciencia y de amor, concédemelo a mí, tu siervo.
Sí, Señor y Rey, concédeme percibir mis propias ofensas y no juzgar a mis hermanos, porque bendito eres por los siglos de los siglos. Amén.

4 comentarios:

Hno. mario de Cristo Salvador dijo...

Pocas oraciones sintetizan tan bien el anhelo del monje.
Saludos en Cristo Padre Makario

ver con los ojos del corazon dijo...

Perla preciosa esta Oración, Hermano Macario...

Un Abrazo en CRISTO.

Carmen.

Hieromonje Macario dijo...

Durante toda la Gran Cuaresma formará de manera especial parte de los Oficios en la Iglesia Ortodoxa.Os deseo una santa cuaresma.

Samaritana dijo...

Gracias por compartir esta oración que tanto hace falta al alma. Dios lo bendiga!