jueves, 21 de julio de 2011

El Desierto


El Desierto sigue enseñándonos. Contemplemos, en el silencio, esa callada fuente que brota en el erial. No se expresa en lenguajes ni en gestos... Aguarda y da.

Albertus in eremo