domingo, 21 de diciembre de 2008

PELEGRINOS





"En la presente peregrinación algo nos ha de faltar siempre. La aspiración comporta continuar ardorosamente, con ese Fuego que recibimos y que se acrecienta sin cesar. Su presencia ya es todo, pero deseamos más. Una y otra instancia permanecen: el gozo de ser poseídos y el deseo no apagado. ¿Parece contradictorio? Parece, pero -desde luego- no lo es. Porque en el viaje está todo
Dios y Él mismo se hace viaje para que vayamos, sin desmayo, por Él y en Él "

Dom Porion, cartujo