sábado, 18 de abril de 2009

ANASTASIS

HISTOS A INVIAT! ¡CRISTO HA RESUCITADO!
Contemplando este icono, comprendemos que el triunfo de Cristo sobre la muerte, es nuestro propio triunfo. Cristo desciende al abismo,también al de cada hombre, y nos rescata del pecado y de la muerte. Confesamos que el Resucitado es también Resucitador.