lunes, 24 de noviembre de 2008

SILENCIO Y PLENITUD


Deja el temor y permite que el silencio te posea, solo en esa inmensidad podrás escuchar la voz de Dios dentro de ti llamándote a vivir plenamente.