lunes, 16 de marzo de 2009

APOTEGMA


Un anciano dijo: "No juzgues al fornicador aunque tú seas continente. En efecto, como él, tú transgredes la ley que dice: no forniques y también: no juzgues".

2 comentarios:

SB dijo...

Gracias Macario por esta sentencia.

Nos ubica de un lado o del otro con la necesidad de ser prudentes.

Necesitados de la gracia de Dios siempre.

Saludos,
SB

Hieromonje Macario dijo...

¡Es tan importante no juzgar y tan común el hacerlo! Usurpamos el lugar de Cristo, único Juez,y no nos damos cuenta de que nos estamos haciendo reos a nosotros mismos...